Garnacha

Se debe a los almogávares la introducción de la variedad Malvasía en tierras españolas tras sus expediciones en oriente. Desde Grecia, más concretamente en la zona helénica de Monembasia las varas de la variedad se plantaron en la provincia de Zamora donde prendían con tanto arraigo como eficacia.

De porte semi erguido, hojas de tamaño medio pentagonales y lobuladas de color verde claro, nerviaciones principales con vellosidad, racimos grandes cónicos con hombros apiñados, uvas grandes obovoides de color verde amarillento y hollejos finos. La delicadeza del conjunto hace de ellas que sea necesaria una criomaceración en frío para extraer la serie frutal que retiene en sus hollejos.