02/08/2004

Rejadorada acondiciona la antigua bodega del Palacio de Monroy para que pueda ser visitada por los turistas.

Rejadorada acondiciona la antigua bodega del Palacio de Monroy para que pueda ser visitada por los turistas.
Desde que en el año 1999 la bodega Rejadorada decidiera asentarse en la Denominación de Origen Toro, son numerosas las iniciativas culturales desarrolladas por esta firma que, además de ser reconocida por la calidad de sus caldos, se ha distinguido por intentar conseguir un objetivo: unir la elaboración del vino a la cultura. Sobre la base de la historia y la cultura, la bodega Rejadorada acaba de inaugurar sus nuevas instalaciones en el Palacio de Monroy, en las que pretende ofrecer nuevas alternativas a los turistas que eligen Toro como destino. Una espaciosa tienda de productos de la tierra y la antigua bodega del palacio, perfectamente acondicionada para que pueda ser visitada, son las dos nuevas alternativas que ofrece Rejadorada a los turistas.

Con la nueva adaptación de las instalaciones, según explicó Luis Remesal, uno de los fundadores de la firma, en el acto de inauguración, además de buscar una mayor rentabilidad comercial se pretende acercar a los turistas «una visión global de la historia, la tradición y el vino de Toro». Para conseguir este objetivo, Rejadorada ha instalado en la antigua bodega del palacio una gran pantalla de vídeo por lo que los turistas, además de disfrutar de esta antigua construcción, van a poder ver un vídeo en el que un personaje histórico como Fray Diego de Deza desgrana la historia de Toro y ensalza el papel histórico que desempeñó el vino de la zona en acontecimientos tan reseñables como el descubrimiento de América.

En este documento explicativo de 13 minutos de duración, el periodista Agustín Remesal se convierte en el narrador en la persona de Fray Diego de Deza que conducirá a los turistas por la historia de Toro con unas imágenes de gran calidad y en las que no podían faltar referencias a la calidad de los vinos elaborados en la zona.

Certamen literario

En sintonía con la filosofía de unir la cultura y el vino, la bodega está a punto de conceder el primer Premio Rejadorada de Novela Breve, dotado con 6.000 euros, que pretende promover «la larga tradición de viñas y literatura, esa alianza antigua entre el vino y las buenas letras». Al igual que en otras regiones vitivinícolas de Europa, la iniciativa de la Bodega Rejadorada servirá, ante todo, para impulsar la creación literaria pero también contribuirá a poner de manifiesto «el espíritu compartido por los creadores de la palabra y de la enología, pues en ambos placeres subyacen análogos valores culturales».

En la inauguración de las nuevas dependencias, Remesal procedió a firmar el convenio de colaboración con los responsables de la editorial Multiversa, que será la encargada de publicar la novela ganadora. Rafael Vega, responsable de la editorial, manifestó en este acto su sorpresa por la extraordinaria aceptación del certamen literario en el que han participado un total de 378 novelas, procedentes no solo de la geografía nacional si no que los ejemplares han sido remitidos desde 15 países distintos.

Por el momento se han seleccionado para la fase final cinco novelas y el fallo del jurado, integrado por reconocidos expertos como Jesús Torbado, Elena Santiago, Ramón García Domínguez, Agustín García Simón y Agustín Remesal, se hará público el 18 de septiembre, aunque el premio será entregado al ganador en el mes de noviembre y en un acto que se celebrará en un lugar emblemático de la provincia de Valladolid.

Bodegas Rejadorada nació en el año 1999 por iniciativa de un pequeño grupo de profesionales del mundo del vino y buenos conocedores de la zona del Duero. Su propósito es elaborar vinos tintos, con una producción limitada y de alta calidad, aunque sin perder las características propias de los vinos tintos de la Denominación de Origen Toro. Esta bodega se asienta en un palacete del siglo XV, denominado palacio de Monroy, ubicado en el casco urbano de Toro. Sin embargo, esta bodega tiene previsto iniciar la próxima primavera las obras de la segunda fase de sus nuevas instalaciones, que se ubican en el término de San Román de la Hornija y, según Remesal, «el próximo año ya pretendemos desarrollar en la nueva bodega la elaboración de vinos».

Fuente: María Jesus Cachazo - "El Norte de Castilla" (2-8-2004)
Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores