Archivo de la categoría: D.O Toro

¿Por qué los jóvenes no beben vino?

Esta pregunta en casi algo habitual en las tertulias y encuentros en torno al vino. Y uno de esos encuentros se celebró el jueves 29 de enero en la Fundación Rei Afonso Henriques de Zamora bajo el título Juventud Di-vino Tesoro.

Las propuestas y argumentos fueron variados. Por una parte, algunos de los asistentes, como el presidente de la D.O. Arribes, Juan Andrés Blanco Rodríguez, rompieron una lanza a favor de mezclar el vino con otras bebidas como la coca-cola o la gaseosa con el fin de que los jóvenes vayan educando su paladar al sabor y aromas del vino.

juventud

Otros, como el director técnico de la D.O. Toro, Santiago Castro, hablaron sobre la influencia de que algunos personajes famosos, como futbolistas o músicos, ejercen sobre los jóvenes: “Si Cristiano Ronaldo saliese por la tele bebiendo vino, muchos jóvenes harían los mismo”, argumentó.

Los jóvenes allí presentes expresaron su interés en que sea el vino quien se acerque a los jóvenes, y no al revés, haciendo presentaciones en los lugares donde pasan su tiempo libre, como bares en el centro de la ciudad o discotecas.

La elaboración de vinos con más azúcar y algo de aguja para adecuarse al gusto de la gente joven o el precio del vino en la hostelería, fueron otros de los temas que se trataron en la jornada; aunque todos coincidieron en que “desmitificar” el mundo del vino es algo imprescindible para poder llegar a este sector de la población.

santicastro

 

Armonías con vino de Toro

En nuestro anterior post hablamos de algunos refranes que hacen alusión al vino de Toro, como: “Vino de Toro, medicina para todo”, que para esta nueva entrada hemos transformado en “Vino de Toro, ¡está rico con todo!” con la excusa de ofreceros algunas recetas que armonizan a la perfección con vinos elaborados con Tinta de Toro.

GARBANZOS EN OLLA GITANA

Ingredientes:

  • 250 g de garbanzos de Fuentesaúco
  • 200 g de alubias verdes
  • 300 g de calabaza
  • 150 gr de tomates maduros
  • 2 peras
  • 30 g de almendras tostadas, 1 cucharada de pimentón dulce
  • 50 g de pan
  • 80 g de cebolla, 2 dientes de ajo, agua, azafrán y sal

Elaboración:

Tras haber puesto los garbanzos a remojo, cocerlos durante unos 50 minutos.

Trocear las alubias verdes, la calabaza en trozos grandes, las peras y añadirlo a los garbanzos. Seguir cociendo a fuego lento.

Freír  la cebolla y añadir el pimentón y el tomate picado cuando la cebolla comience a dorarse para que se haga todo junto.

Freír el pan y los ajos.

Picar los ajos, el pan y la cebolla y mezclarlo hasta obtener una pasta fina. Añadir todo a la olla junto al azafrán, echar la sal, cocer durante unos minutos todo a fuego lento y servir.

Fuente: Gastroricote

Fuente: Gastroricote

 

PERDICES CON CHOCOLATE

Ingredientes:

  • 3 perdices
  • 500 g de cebollitas
  • 100 g de chocolate
  • 200 g de pan frito
  • Patatas cocidas
  • Caldo
  • Aceite de oliva, laurel, vinagre, pimienta negra, sal y orégano

Elaboración:

Limpiar las perdices y rehogarlas en una cazuela con un poco de aceite

Añadir el vinagre, el laurel y la pimienta negra y dejar cocer 10 minutos a fuego lento.

Agregar las cebollitas y el orégano, cubrir todo con el caldo y dejar cocer una hora a fuego lento. No usar todo el caldo, dejar un poco para diluir el chocolate después de esos 60 minutos de cocción.

Añadir el chocolate a las perdices y dejar cocer otros 10 minutos.

Para servir: Colocar las perdices sobre los panes fritos, rodearlas con las cebollitas y las patatas cocidas. Echar un poco de salsa por encima.

¡Qué aproveche!

El vino de Toro en el refranero popular

El vino de Toro aparece reflejado en numerosos documentos literarios. Son bien conocidos los versos que el Arcipreste de Hita dedicó al vino de Toro en el ‘Libro del Buen Amor’,  los de Lope de Vega en la comedia ‘El albanillo’ o de Góngora en ‘Una moza de Alcobendas’. Aunque si hay un escritor con especial predilección por el vino de Toro (y por el vino en general) es Francisco de Quevedo, como se puede comprobar en su poema satírico ‘Los borrachos’ o  en ‘La hora de todos y la fortuna con seso’.

Libro del Buen Amor

El vino ha sido tradicionalmente objeto de numerosos aforismos y dichos populares. Hemos querido reunir en este post algunos de los refranes que hacen alusión directa al vino de Toro:

 “Vino de Toro, medicina para todo”

“Con el vino de Toro, más que comer devoro”

“El rey que fue viejo a Toro, volvió mozo”

“Vino de Toro es oro, aunque prieto como moro”

“¡Suerte maestro y al vino que viene de Toro!”

«De Toro, las tinajas y la plaza, la de Barajas»

«Vino de Toro, sangre de moro» (Según las fuentes consultadas,

se empleaba para pedir vino en las tabernas)

¿Nos ayudáis a ampliar esta lista?

El etiquetado de los vinos, más información para el consumidor

En muchas ocasiones, surge la duda entre los consumidores sobre la información que aparece en las etiquetas de los vinos, ¿por qué cada una es diferente? A veces, los datos son abundantes, no sólo técnicos, sino que aparecen otro tipo de  referencias a la elaboración, al color, a la temperatura de servicio o a la historia de la bodega. En ocasiones incluso son textos poéticos.

Pero, ¿qué es obligatorio y qué no? Como consumidores tenemos que recibir cierta información obligatoria, si bien es cierto, esta es diferente en cada país e incluso en cada zona de procedencia. Existe una normativa europea que regula el etiquetado de vino y que indica las menciones ineludibles que toda etiqueta debe tener:

  • Categoría del producto: Vino
  • Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida: Toro
  • Alcohol: Expresado en porcentaje y seguido de “% vol.”
  • País de procedencia: Producto de España
  • Registro embotellador: Normalmente es una mención que comienza por las sigas «RE» seguidas de un código alfanumérico. Esto servirá para conocer si el vino se elabora en la propia bodega o si se trata de un ‘por-para’, es decir, “elaborado y embotellado por x bodega para una persona u otra empresa”.
  • Importador: En caso de que sea un vino elaborado fuera de España o para su exportación.
  • Volumen: Generalmente expresado en ML.
  • La expresión «contiene sulfitos», en uno o varios idiomas según el caso.
  • Lote: El número de lote estará determinado por el envasador y sirve, junto con el número de la tirilla, para controlar la trazabilidad de un vino. En el caso de que hubiese algún problema con un vino (por ejemplo un defecto del corcho) podremos dar con las botellas afectadas fácilmente.

Además, los cinco primeros requisitos deberán aparecer en el mismo campo visual.

vinos-do-toro

Existen otras menciones llamadas ‘facultativas’, se aconsejan pero no son obligatorias: Cosecha, variedad o variedades, azúcar residual, nombres tradicionales asociados a una D.O. y el símbolo comunitario, nombres que hagan referencia al método de producción (roble, vendimia tardía, maceración carbónica, etc..), Unidad geográfica menor o mayor a una D.O. que haga referencia a un lugar o a un municipio y el color del vino (tinto, blanco, rosado).

El 13 de diciembre de este mismo año entró en vigor otra normativa europea sobre el etiquetado de cualquier producto alimenticio (incluido el vino) que requiere una mayores exigencias, sobre todo referidas a la especificación de los alérgenos y de los ingredientes. Este nuevo reglamento pretende garantizar el derecho de los consumidores a saber qué están ingiriendo y, entre algunas de las líneas a destacar, está el ‘fin de la letra pequeña’ y la necesidad de tener etiquetas más legibles.

Junto a la etiqueta, toda botella de vino debe incluir el símbolo de reciclado (puede ser en la misma etiqueta o en la cápsula, por ejemplo) y debe ir vestida con la tirilla del Consejo Regulador o IGP a la que pertenece. Cada tirilla tiene un número distinto, que será como el D.N.I de cada botella. En el caso de la Denominación de Origen Toro, las tirillas también categorizan el vino (blanco, tinto, crianza, reserva, gran reserva…) y cambian de color según el caso.

tirilla nueva

 

Más información sobre normativa de etiquetado aquí

La poda de invierno

Una de las labores culturales que el agricultor realiza anualmente es la poda de invierno. Esta poda consiste en suprimir total o parcialmente ciertos órganos de la vid, principalmente pámpanos y sarmientos. La poda reduce la carga o producción de la cepa y el tamaño del sistema vegetativo y altera el equilibrio entre esos dos parámetros para compensarlos.

Algunas de las razones para podar la viña son:

1º- Alargar la vida de la vid.
2º- Asegurar la cosecha de un año para otro.
3º- Modificar su forma, ya que si se les permite crecer libremente como trepadoras, no son manejables. La forma de la viña actual tiene muchas obligaciones, como es la de ajustarla a espalderas de manera que los pasillos entre filas sean accesibles a personas y a maquinaria.
4º- Maximizar la fotosíntesis en función del sistema de conducción, con el fin de obtener uva más equilibrada, etc.

cepa antes de poda

La poda se puede ejecutar, en un principio, durante todo el periodo de reposo vegetativo; es decir, de dos a tres semanas después de la caída de la hoja hasta la última semana que precede al desborre (cuando las yemas son incipientes). Pero este periodo tan amplio está limitado por:

– Las heladas durante las que se evita podar, ya que los sarmientos son entonces quebradizos y los cortes poco limpios y los tejidos expuestos de nuevo al aire muy sensibles al hielo. Además esto favorecería la entrada de hongos de madera como eutipiosis y yesca.

– Los riesgos de heladas primaverales, ya que las podas precoces provocan un desborre más rápido de las yemas conservadas y las exponen a las heladas primaverales; las podas tardías tienen efecto contrario. Hay que tener en cuenta que en Toro hasta principios de mayo pueden producirse heladas primaverales.

– Problemas de mano de obra, en la que la poda se escalona durante un largo periodo a partir de la recolección hasta el desborre.

– También influye si la viña esta en vaso o en espaldera, pues en este segundo caso es más fácilmente mecanizable y se suelen realizar prepodas mecanizadas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Teniendo en cuenta estos y otros factores la poda en la Denominación de Origen Toro se suele situar entre diciembre y marzo, teniendo en cuenta que la brotación aquí se suele situar a finales de abril, y debe realizarse siempre antes del desborre o salida de yemas.

Nota: Artículo firmando por Santiago Castro, director técnico del Consejo Regulador de la D.O. Toro

poda en vaso en Toro

Jornada de formación en Comercio Exterior

El Consejo Regulador de la D.O. Toro junto con Adecco celebra el viernes 19 de diciembre, de 10 a 13 horas en el Hotel Juan II de Toro, una jornada formativa sobre comercio exterior, especialmente orientada para vender en Brasil, China,  India, Rusia y Norte de Europa.

Durante la jornada los productores de vino de la Denominación de Origen conocerán toda la normativa con respecto a la comercialización del vino en países emergentes, como los trámites aduaneros, las entidades de apoyo existentes, las oficinas comerciales, documentación necesaria, sistemas de pago o normativas de etiquetado.

Esta iniciativa se engloba dentro de las acciones programadas por el Consejo Regulador para aumentar las exportaciones de los vinos amparados a la D.O.; entre esas acciones cabe destacar la Misión Comercial que se llevará a cabo en Singapur en el mes de mayo.

Los interesados en asistir a la jornada formativa en comercio exterior deberán inscribirse en el teléfono 980 52 27 88 o en el correo electrónico jesus.novo@adecco.com .

jornada export

La Tinta de Toro, el corazón de una tierra

Si de algo podemos presumir en la Denominación de Origen Toro es de nuestra variedad reina, la Tinta de Toro.

Aunque los estudios revelan que la Tinta de Toro comparte código genético con el tempranillo, lo cierto es que se trata de la perfecta adaptación de una variedad a su entorno y presenta unas características diferenciadoras. Lo que se conoce como una ‘uva noble’: una variedad idónea para elaborar vinos monovarietales, resistente a las condiciones climatológicas adversas y con gran aptitud para el envejecimiento.

Racimo, foto cedida por Javier Cuadrado

La Tinta de Toro se define por tener una piel más gruesa que el resto de las variedades vínicas, que actúa como una potente protectora frente a la oxidación y que aporta gran intensidad de color, una amplia gama aromática y mucha estructura; características propias de un buen vino.

A estas particularidades que hacen de la Tinta de Toro una variedad tan especial hay que añadir la edad de los viñedos, auténticas joyas con más de cien años en muchos casos. Viñedos plantados en vaso, sin injertos o en pie franco, que resistieron el ataque de la filoxera cuando ésta enfermedad llegó a Toro hacia 1892.

Si quieres conocer en profundidad las características ampelográficas de la Tinta de Toro, pincha aquí