26/07/2006

Beber conviene a los mayores

Un estudio realizado sobre hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 70 y los 79 años ha revelado que aquéllos que tomaban entre una y siete copas a la semana tenían un riesgo significativamente menor de morir o de padecer problemas de corazón que quienes no bebían nada, según han revelado el 24 de julio los investigadores. El informe del Instituto del Envejecimiento de Estados Unidos y la Universidad de Florida reconoce que no está claro por qué se produce ese presunto efecto beneficioso, pero no parece estar relacionado con la suposición de que el consumo de alcohol posee propiedades antiinflamatorias.

El estudio se realizó sobre 2.487 hombres y mujeres, sin enfermedades del corazón y con edades comprendidas entre los 70 y los 79 años, y que fueron seleccionados en 1997 y 1998. Durante cinco años se les hizo un seguimiento con análisis de sangre. Reveló que, según el informe, "un consumo de alcohol de ligero a moderado está asociado con una reducción del 26% en el riesgo de mortalidad en general y de casi el 30% en el de presentar episodios cardiacos" como ataques al corazón, en comparación con los no bebedores.


El consumo de ligero a moderado se definió como el que va entre una y siete ingestas a la semana, y una bebida como una lata de cerveza, un vaso de vino o un cóctel que contuviera un chorro de alcohol.


"Nuestras conclusiones aportan pruebas de que, entre las personas mayores, un consumo de alcohol entre ligero y moderado produce un efecto cardioprotector y favorece la supervivencia", dice el estudio, que ha sido publicado en los Archivos de Medicina Interna. El informe añade que el efecto antiinflamatorio del consumo en esos niveles "no parece explicar dichos efectos beneficiosos", que "pueden variar en función del sexo, la raza y la tendencia al riesgo cardiovascular" de cada individuo.


La recomendación del consumo de alcohol debería basarse "en una evaluación detenida de los riesgos y ventajas que tenga cada individuo particular, en el contexto de un tratamiento adecuado y de un control de los factores ya conocidos de riesgo cardiovascular", concluye.

Fuente: Agencia REUTERS
Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores