14/07/2004

Las bodegas solicitan un 27 % más de contraetiquetas en lo que va de año

Las bodegas solicitan un 27 % más de contraetiquetas en lo que va de año

Durante el primer semestre del año en curso, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Toro” ha facilitado a las 34 bodegas inscritas en la Denominación, la cantidad de 4.407.500 contraetiquetas para el embotellado de vino acogido a su marchamo de calidad.

Comparado con las cifras del primer semestre del año anterior, que fue de 3.473.450 “contras”, el incremento porcentual es de casi el 27 por ciento, cifra que se valora desde el Consejo como muy satisfactoria, y que puesta en el contexto de un mercado del vino muy dubitativo en la mayor parte de regiones vinícolas, supone un premio al excelente trabajo de las bodegas de Toro, que a la buena calidad de la tinta de toro están sabiendo unir grandes elaboraciones y un importante esfuerzo en materia comercial, apoyada por la labor promotora del Consejo Regulador.

Por tipos de vino, el mayor incremento se ha producido en Tinto Reserva, con un crecimiento del 156 por ciento, aunque en cuantía predomina el tinto joven, que durante el primer semestre del año supone el 78 por ciento del vino de la Denominación de Origen, aunque dicho porcentaje incluye también los denominados Joven Roble, vinos que a pesar de ser calificados como Joven, en su elaboración han pasado meses depositados en barrica de roble, en muchos casos equivalente e incluso superior a la establecida legalmente para la categoría Crianza.



¿Qué es la contraetiqueta?

Una vez superados los controles correspondientes del producto y confirmada la trazabilidad de su origen desde el viñedo y su registro; la bodega y sus normas de vendimia; el seguimiento de existencias, la normativa de etiquetado y la normativa de calificación de producto, la bodega puede optar a la retirada de contraetiquetas correspondientes al número de litros de vino calificado y perteneciente a una partida identificada.

Las contraetiquetas siempre son expedidas en el Consejo Regulador y de acuerdo con el vino y la categoría a la que corresponda. Su numeración en serie y número es equivalente al carnet de identidad que cada botella debe llevar al dorso de la etiqueta principal, esto garantiza al consumidor la procedencia, el origen y la calidad del producto.
Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores