11/05/2004

Los vinos de Toro logran 3 oros y 6 platas en el Concurso Mundial de Bruselas

Los vinos de Toro logran 3 oros y 6 platas en el Concurso Mundial de Bruselas

La décima edición del Concours Mondial de Bruselas se ha saldado con un buen resultado para los vinos de la Denominación de Origen Toro. El certamen internacional ha otorgado un total de tres medallas de oro y seis de plata repartidas entre seis bodegas. De ellas, Liberalia Enológica ha sido la triunfadora al ser galardonada con dos medallas de oro; los vinos Liberalia Cero 2003 (joven) y Liberalia Cuatro 2001 (crianza) han sido los seleccionados por el jurado de este concurso reconocido por la Unión Europea y controlado cada año por el Ministerio de Asuntos Económicos belga. La firma Bodegas Toresanas, también ha logrado un preciado metal a través del crianza "Orot 2001".
En cuanto a las medallas de plata, Bodegas Fariña y Rejadorada han traído para Toro dos medallas cada una. La empresa regentada por Manolo Fariña ha conseguido estos reconocimientos con el "Gran Colegiata Campus-Seleccion Especial de Viñas Viejas 2000" y con el crianza madurado en roble francés, "Gran Colegiata 1999". Por su parte, los dos vinos de la empresa vitivinícola Rejadorada galardonados son el "Rejadorada Crianza 2001" y el "Sango 2000"; este último crianza se está convirtiendo en baluarte de la bodega tras su reciente salida al mercado y tras su vertiginosa y exitosa trayectoria. La Bodega Viñaguareña S.L., inscrita hace tres años en la D.O. Toro, engorda su palmarés con la medalla de plata conseguida por el "Viñaguareña Barrica 2001". Otro galardón de plata viajará hasta la Bodega de Jacques & Francois Lurton cuyo vino denominado "Campo Eliséo 2001" ha sido reconocido con este premio. Este caldo, cabe señalar, sólo se comercializa en el mercado internacional.
Escaparate mundial
A lo largo de una década, el Concurso Mundial de Bruselas ha conquistado una exquisista reputación internacional en el ámbito relacionado con los certámenes vinícolas y de bebidas alcohólicas. Hay que destacar, en este sentido que, como país no productor, Bélgica goza de una incontestable reputación gracias a su independencia, su rigor y la considerable competencia de los catadores presentes en el Concurso Mundial de Bruselas. Miembro fundador de la Federación Mundial de los Grandes Concursos Internacionales, el Concurso Mundial de Bruselas se ha convertido en la cita competitiva más importante patrocinada por la Oficina Internacional de la Viña y del Vino y por la Unión Internacional de Enólogos. De ahí que la repercusión de estos premios, sobre todo en el mercado centroeuropeo, sea de gran valía para la imagen de los caldos de Toro que ayer daban un paso más en su andadura hacia la cumbre comercial del sector.

(Fuente: La Opinión de Zamora)
Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores